,

RELAJARSE EN LA INCERTIDUMBRE

RELAJARSE EN LA INCERTIDUMBRE, EL CONTROL NO ES REAL.

Estar atento, describe el hecho de estar donde estamos. Relajarse en la incertidumbre, el control no es real. Ser consciente de  la sensación de empezar una reunión, leer un email, escuchar a un compañero, entender a un cliente, sentir la frustración cuando nos corrigen…

Buscar el tenerlo todo en orden, conseguir un control real sobre la vida, no es realista. Buscar una seguridad duradera es algo que no vamos a conseguir, ni nosotros ni nadie. Aunque es muy interesante el buscarla para darnos cuenta por nosotros mismos que no existe.

Vamos a dejar de atar cabos sueltos, de buscar un suelo bajo nuestros pies. Podemos dedicarnos a descubrir cómo somos en cada instante. Aceptar que la inercia de nuestros patrones habituales nos lleva a buscar culpables a nuestro dolor, cuando es nuestra responsabilidad. Lo siento mucho pero no existe ningún lugar donde ocultarse, el control real no existe.

“La felicidad no está en otro lugar sino en este lugar, no en otra hora, sino en esta hora.” (Walt Whitman)

Te propongo cultivar y desarrollar cada día la armonía con nosotros mismo y con los demás. Relajarse en la incertidumbre es estar muy atento a los conflictos y a las dificultades para aprovecharlas. Profundizar conscientemente en las relaciones con nosotros mismos y con la gente con la que convivimos.

Te animo a asumir la responsabilidad de cultivar y desarrollar la empatía. Nos ayuda a ser más considerados, más amables y tolerantes, tanto con nosotros mismos como con los demás.

Asumir esa responsabilidad es aceptar que la impermanencia y el cambio consiste en relajarse en la incertidumbre del momento presente. No hay que buscar algo que nos proteja ni alcanzar un control de nuestro entorno, entender que vivir en la incertidumbre es sano. Vamos a tratar de no estar buscando todo el tiempo una niñera que nos cuide. Tenemos tendencia a ser adictos a creer que la duda y el misterio en nuestras relaciones desaparecerá en algún momento.

Para terminar te dejo un video muy interesante sobre cómo empezar a vivir en el presente, centrándote en tu propia respiración.

¡Suscríbete para leer más artículo como este y compártelo!


Suscribete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *