Vivir un momento Mindfulness, vivir un momento de atención plena

Acabo de tener un momento de claridad, acabo de vivir un momento de atención plena en el momento presente. Esto suena muy bonito, pero… ¿realmente que es vivir un momento mindfulness o de atención plena?

En muchos momentos de nuestro día cuando estamos haciendo algo, tenemos la atención puesta en una preocupación o en algo que hemos vivido ya o que queremos vivir, asesinando el momento presente y la experiencia. Si no tomamos la decisión de vivir un momento mindfulness o de atención plena, puede que perdamos gran parte de las vivencias reales de nuestra vida.

Lo primero es darse cuenta de que quieres vivir ese momento con atención plena. Es una Intención de vivir esa experiencia observando desde cualquiera de estos puntos:

Desde:

  • El tacto,
  • El gusto
  • La vista
  • El olor
  • El sonido
  • Percibiendo las sensaciones del cuerpo
  • La observación de los fenómenos mentales.

“Observa que en el momento de darte cuenta del silencio que te rodea, no estás pensando. Eres consciente, pero no piensas”

A partir de ahí observamos la experiencia desde una posición de observador. Sin identificarnos con aquello que estamos viviendo, aceptándolo sin querer cambiarlo. Con una actitud de estar bien con uno mismo, cuidándonos y dándonos cariño.

Si vivo un momento mindfulness de éstos al día, ya se puede decir que lo estoy haciendo. Y cada vez que me acuerde puedo hacerlo en cualquier lugar.

Verás que cuando se vive un momento de atención plena, sentirás calma y paz mental. Este momento puede transformar inmediatamente nuestro estado mental, puede desactivar esa espiral de negatividad que a veces entra en nuestra mente. Al menos verás que pone un momento de pausa. Un momento de paz mental.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *