,

CÓMO VIVIR LOS DETALLES CON ATENCIÓN PLENA.

Vivir los detalles con atención plena.

Sentir la confusión, es el principio de la claridad de darnos cuenta de que no ponemos atención, de que apenas tenemos bienestar. Es ahí donde sentimos la necesidad de ser más conscientes del presente.

Que sano es estar plenamente en el presente, viviendo la imperfección sin ansia. Dejamos de ser sordos, ciegos mudos.  Dejamos de ser ignorantes, que es la raíz de todas nuestras aflicciones mentales. Vivir los detalles con atención plena.

El arte de aceptar y saborear la incertidumbre empieza en vivir los detalles con atención plena. Como por ejemplo, la dificultad de tomar decisiones, la confusión en buscar soluciones, el deseo de conseguir los objetivos, la necesidad de automotivarte y por último, la frustración al descubrir nuestros fallos y los de los demás.

Podríamos levantarnos cada mañana con la intención de aprovechar nuestro día a día en el trabajo para conocernos más. Sanar nuestra mente de todo aquello que es aflictivo y de esa forma. Dejar espacio a nuestro talento y creatividad y con ello acompañar a los demás en su desarrollo.

Explora la impermanencia y el cambio en nosotros y en el entorno. Aprende a relajarse en el donde estamos y en el quienes somos es vivir los detalles con atención plena. Te propongo renunciar a la esperanza de que hay un lugar mejor, te propongo renunciar a la esperanza que puedes ser otra persona mejor.

Te dejo una meditación que te ayudará.

¡Compárte este artículo si te ha gustado!


Suscribete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *