Cómo de importante es empatizar con tus compañeros

Cómo de importante es empatizar con tus compañeros

Cómo de importante es empatizar con tus compañeros

 

Cuando llegas de nuevo a una empresa, o cambias de departamento, tienes que realizar un trabajo importante para poder integrarte. Empatizar con tus compañeros y que ellos empaticen contigo es fundamental para adaptarte dentro de el equipo.

Hace poco, Esther cambió de departamento dentro de la agencia. Es una persona que aporta un gran valor y decidimos que podría ser muy positivo contar con su talento dentro de otra parte de la empresa.

Esther tuvo que integrarse dentro de un equipo que ya estaba funcionando. Llegar a un grupo de personas que ya se conocen entre sí y que trabajan como un engranaje no es fácil. Se ha de buscar el lugar en el que encajar dentro de esa maquinaria y que todo siga fluyendo.

 


Empatizar con tus compañeros te ayuda a integrarte mejor dentro de un equipo


 

Parte del éxito de entrar en un nuevo departamento y poder integrarse bien, es empatizar con tus compañeros. Hay que ponerse en el lugar de los otros para entender su manera de trabajar y actuar. Es importante hacer un gran trabajo de observación para tomar conciencia de cada situación. Sin juzgar.

Esther es una persona muy positiva y alegre y no tuvo problema para ser aceptada por el grupo inmediatamente. Sabe tomarse las cosas en broma, pero también tomárselas muy en serio. Cuando hace falta ayudar a tirar del carro, no lo duda un instante y aporta muchas iniciativas.

Todas estas cualidades son muy positivas a la hora de trabajar en equipo. Sin embargo, dentro de un grupo de personas, siempre surgen dificultades. Cada miembro tiene un carácter diferente y una manera de ver y enfocar las cosas. El verdadero éxito para conseguir un equipo unido, es que trabajen desde la empatía, desde el amor.

 


En los momentos difíciles es cuando se necesita empatizar. Para ello, hay que observarse a uno mismo


 

Conseguir un equipo unido y que trabaje como si fuera uno no es fácil. Tenemos buenos y malos días, momentos en los que algo nos supera y tensiones difíciles de gestionar. Cuando surgen las dificultades es cuando sale a relucir la importancia de empatizar con los demás.

Para conseguir desarrollar un buen nivel de empatía, es importante observarse a uno mismo. Muchas veces, trabajar en equipo hace aflorar tensiones o malentendidos. Pero si, cuando surgen, nos paramos unos minutos a observarnos y a meditar, seremos capaces de tomar distancia.

Desde la perspectiva, los pequeños problemas dejan de tener importancia y se pueden valorar más las cualidades de las personas. Tal vez no estemos de acuerdo con la decisión de un compañero, pero entendemos que él sí cree que es una buena solución. Es importante no juzgar, ponerse en la piel del otro.

Empatizar con tus compañeros ayuda a adaptarse y a entender al resto del equipo. Un grupo que trabaja unido, lo hace a través del entendimiento, de la comprensión y del amor. El apoyo mutuo y la observación consciente nos hace conectar con nuestra verdadera naturaleza.

 


Suscríbete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *