Entradas

,

Emociones difíciles: Cómo aprender a conectar con ellas

Emociones difíciles

Emociones difíciles: Cómo aprender a conectar con ellas

En ocasiones, podemos sentir que estamos sobrepasados con nosotros mismos, nos sentimos mal y no sabemos por qué y ni tampoco cómo salir de esa situación. Mantén la calma, en este artículo trataremos de aprender a  conectar con  las emociones  difíciles.

Hoy vamos a entrenar lo que a mí me gusta llamar La libertad y la honestidad con nosotros mismos y con los demás. Así que hoy he preparado dos meditaciones que te ayudarán a entrenar tu capacidad de soportar las emociones difíciles, que a veces nos ocultamos a nosotros mismos.

Normalmente pensamos que lo que hace que se activen esas emociones difíciles, es algo externo a nosotros, pero que es muy probable que nos identifiquemos con esas emociones, las juzguemos como negativas, tratemos de huir de ellas y busquemos culpables externos. Sin embargo la realidad es que somos nosotros los únicos que podemos vivirlas con esa distancia que hace que se integren sanamente.

La principal consecuencia de esconder nuestras emociones es la de ser menos libres. Es por ello por lo que tenemos que soltar esas emociones, dejarlas salir de nuestro interior y abrir así un abanico de diferentes colores en nuestra realidad del día a día.

Debemos responsabilizarnos  de esas emociones difíciles y no juzgarnos por sentirnos así, aceptarlas y vivirlas con cariño.

Sé que  no es  fácil, pero os aseguro que con constancia en el entrenamiento, cada vez te resultará menos complicado.

Recuerda que este tipo de entrenamiento hacen que te abras a tu interior  y es posible que saquen partes de ti dolorosas que tenías ocultas, si ves que te abruman demasiado, vuelve a observar la respiración durante unos minutos, unas horas o algunos días, para recuperar tu equilibrio personal. Gestiona tu mismo tu ritmo. Verás que es un proceso en el que cada vez eres capaz de soportar más esos sentimiento dolorosos

Pero, ¿Hasta dónde se puede llegar en el desarrollo de esta capacidad?, bueno, esto es una pregunta cuya respuesta depende únicamente de ti, solo lo puedes descubrir por ti mismo. Explora tu propio ser y acepta tu transformación de una forma natural, verás cómo de fascinante resulta este camino de autoconocimiento.

Como director de una agencia de marketing online,  mi día a día gira en torno a sacar proyectos adelante. El sector del marketing se caracteriza por la inmediatez, por lo que cada una de las acciones tienen que ser llevadas a cabo de la manera más eficientemente posible, siempre intentado alcanzar la excelencia. Es frecuente el que me encuentre inmerso en un proyecto y sienta que estoy siendo avasallado por esas emociones difíciles, el no huir de ellas y aceptarlas, hace que se abran un abanico de posibilidades que hacen que todo cambie y avance.

Puedo afirmar con total rotundidad, que la capacidad de aceptar las sensaciones difíciles me está catapultando en el desarrollo de mi trabajo.

En cuanto al ámbito más personal de mi vida, he de decir que en la relación con mi mujer, está influyendo notablemente. Si por alguna razón ella se estaba tensa, mi actitud era la de hacerla cambiar o culpabilizarme. A día de hoy, la puedo acompañar en ese proceso, gestionando la distancia que me pide la situación, pero con mucha empatía y compasión. No me hago responsable de su estado, no pretendo que deje de sentirlo y tampoco me siento culpable de él, permitiéndome a mi mismo el estar en paz.

Existen tantos tipos de entrenamientos como personas para desarrollar esta capacidad de conectar con las emociones difíciles, ¿mi consejo?, busca tu propio camino único y exclusivo, que te funcione y te haga disfrutar.

No te limites a entender esto desde la vía racional, todo suma, ábrete tanto a los entrenamientos formales, como a los informales. Dejo a tu disposición un entrenamiento de cada tipo que puedes hacer en cualquier momento de tu día a día. Espero que te sean de ayuda, ¡disfrútalos!

Seguimos en el camino juntos y recuerda que el primer paso es decidirte a meditar, es ahí donde empieza el verdadero entrenamiento. Nunca dejes de explorar la vida como un niño.

 

 

Suscríbete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad

,

Cómo la meditación me ha ayudado a organizar mejor mi trabajo

Cómo la meditación me ha ayudado a organizar mejor mi trabajo

Cómo la meditación me ha ayudado a organizar mejor mi trabajo

 

La mente es un ente muy difícil de dominar. Muchas veces, nuestra atención divaga hacia otras direcciones y nos vienen pensamientos totalmente fuera de contexto. La práctica de la meditación me ayuda a controlarlos y a organizar mejor mi trabajo.

Como os decía, no es fácil desarrollar este estado de atención plena. A base de trabajar la observación, he conseguido ver estos pensamientos como nubes pasajeras que vienen y van. Lo más importante, es dejar que se vayan sin irte con ellas.

A veces, los pensamientos recurrentes que vienen a nuestra mente, llevan una carga emocional difícil de gestionar. En estos momentos, puede que nos sintamos absorbidos por ellos y que acaparen nuestra atención y nos distraigan de nuestras tareas.

 


Meditar me ha ayudado a organizar mejor mi trabajo y a descartar pensamientos recurrentes


 

A lo largo de los años, he podido observar cómo la práctica de la voluntad ha transformado a las personas. El ejercicio de observarse a uno mismo resulta muy beneficioso para descartar pensamientos y centrarse. A mí mismo me ha servido para conseguir organizar mejor mi trabajo.

Recuerdo cuando Amalia se incorporó a la empresa. Era una persona con un potencial muy importante, pero que le costaba organizarse. Participaba activamente de las dinámicas y aportaba ideas muy buenas. Sin embargo, a la hora de implementarlas, le resultaba complicado gestionar a su equipo y el proyecto en sí.

Es habitual que nos perdamos en este mar de pensamientos y que nuestra atención vaya de un lado para otro. Pero con práctica y trabajo de observación de nosotros mismos y de lo que tenemos a nuestro alrededor, podemos ir desentrañando diferentes situaciones.

Este era uno de los problemas principales que tenía Amalia. Cuando debía gestionar un proyecto, no sabía dar prioridad a las tareas y se agrupaban en su mente decenas de pensamientos a la vez. No conseguía organizarse porque, en medio de la vorágine de situaciones que cruzaban su cerebro, no acababa de ser consciente de cada una de ellas.

Para gestionar un equipo, hay que saber cuándo apoyar y ayudar en ese tipo de circunstancias. Acompañando a Amalia, pudo ir, poco a poco aprendiendo a priorizar tareas. A base de cariño hacia sí misma y de apoyo por nuestra parte, fue saliendo de su zona de confort.

 


Ejercitando la voluntad podemos centrarnos mejor en nuestras tareas diarias


 

Debo decir que, a día de hoy, Amalia ha conseguido ser consciente de a dónde quiere llegar con cada proyecto. Ahora es capaz de saber de qué herramientas dispone y pide ayuda cuando necesita un apoyo extra.

El trabajo ejercicio de la voluntad consigue que nuestros pensamientos fluyan, pero sin que nos vayamos con ellos. Observarnos nos hace conscientes de la carga emocional de cada pensamiento, permitiendo dejarlos de lado para centrarnos en nuestras tareas.

Yo mismo he conseguido organizar mejor mi trabajo y mi vida en general meditando a diario. Con el mindfulness podemos cambiar nuestra relación con las situaciones dolorosas que captan nuestra atención. Ser conscientes nos hace libres.

 


Suscríbete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad


 

,

TOLERAR LA VULNERABILIDAD Y ESTAR ABIERTO A DESCUBRIR

Tolerar la vulnerabilidad y estar abierto a descubrir.

 

No tenemos que ser los mejores en nada, solo hacer las cosas lo mejor que podemos. El objetivo no es ser el mejor, sino potenciar nuestras diferencias. Hacer lo mejor posible es una experiencia dinámica siempre cambiante que está al alcance de cualquier persona en cualquier momento. No esconder nuestras capacidades por no querer resaltar y aceptar que siendo nosotros mismos no vamos a ser queridos por todos. Tolerar la vulnerabilidad y estar abierto a descubrir.

Entrenar y el tolerar la vulnerabilidad , es estar abierto a descubrir la capacidad que tenemos de adoptar la actitud. Hay que tratar de dar lo mejor de tí mismo en cualquier cosa que estés haciendo.

– Organiza la mejor reunión que puedas hacer.

– Evalúa un proyecto de la mejor forma posible.

– Argumenta a un cliente con la máxima excelencia..

– Analiza tus errores con la mayor humildad que puedas.

Esto consiste en implicarnos con una actitud de tolerar la vulnerabilidad y estar abierto a descubrir. En la mente del principiante hay muchas posibilidades, pero en la de experto, muy pocas.

Muchas veces nos protegemos con barreras construidas por el miedo a que salga mal, a que nos juzguen, a ser incompetentes… Sin darnos cuenta nos protegemos continuamente de ese dolor porque nos asusta. Nos ponemos una coraza de Ira. Nos dedicamos a posponer las tareas, a hacerlas con arrogancia, a compararnos con los demás, a dejarnos llevar por la desgana. Nos inventamos estrategias y prejuicios para no tener que sufrir la incertidumbre.

Tolerar la vulnerabilidad es atreverse a sentir, a mirarse uno mismo con autocompasión y estar abiertos a descubrir esa experiencia con sinceridad. Poco a poco veremos cómo va apareciendo nuestro talento, nuestra pasión, nuestra creatividad, nuestra intuición. Y si lo abordamos como si ese momento fuera un experimento, el crecimiento personal que podemos lograr en ese momento, es inimaginable.

Estar abierto a descubrir hará que el trabajo se funda con la diversión y los demás no sabrán si estamos trabajando o jugando. Tendremos la sensación de la ausencia de tiempo, viviremos el presente continuo; el pasado y el futuro desaparecerán.

¡Suscríbete para leer más artículo como este!


Suscribete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad