Entradas

,

Emociones difíciles: Cómo aprender a conectar con ellas

Emociones difíciles

Emociones difíciles: Cómo aprender a conectar con ellas

En ocasiones, podemos sentir que estamos sobrepasados con nosotros mismos, nos sentimos mal y no sabemos por qué y ni tampoco cómo salir de esa situación. Mantén la calma, en este artículo trataremos de aprender a  conectar con  las emociones  difíciles.

Hoy vamos a entrenar lo que a mí me gusta llamar La libertad y la honestidad con nosotros mismos y con los demás. Así que hoy he preparado dos meditaciones que te ayudarán a entrenar tu capacidad de soportar las emociones difíciles, que a veces nos ocultamos a nosotros mismos.

Normalmente pensamos que lo que hace que se activen esas emociones difíciles, es algo externo a nosotros, pero que es muy probable que nos identifiquemos con esas emociones, las juzguemos como negativas, tratemos de huir de ellas y busquemos culpables externos. Sin embargo la realidad es que somos nosotros los únicos que podemos vivirlas con esa distancia que hace que se integren sanamente.

La principal consecuencia de esconder nuestras emociones es la de ser menos libres. Es por ello por lo que tenemos que soltar esas emociones, dejarlas salir de nuestro interior y abrir así un abanico de diferentes colores en nuestra realidad del día a día.

Debemos responsabilizarnos  de esas emociones difíciles y no juzgarnos por sentirnos así, aceptarlas y vivirlas con cariño.

Sé que  no es  fácil, pero os aseguro que con constancia en el entrenamiento, cada vez te resultará menos complicado.

Recuerda que este tipo de entrenamiento hacen que te abras a tu interior  y es posible que saquen partes de ti dolorosas que tenías ocultas, si ves que te abruman demasiado, vuelve a observar la respiración durante unos minutos, unas horas o algunos días, para recuperar tu equilibrio personal. Gestiona tu mismo tu ritmo. Verás que es un proceso en el que cada vez eres capaz de soportar más esos sentimiento dolorosos

Pero, ¿Hasta dónde se puede llegar en el desarrollo de esta capacidad?, bueno, esto es una pregunta cuya respuesta depende únicamente de ti, solo lo puedes descubrir por ti mismo. Explora tu propio ser y acepta tu transformación de una forma natural, verás cómo de fascinante resulta este camino de autoconocimiento.

Como director de una agencia de marketing online,  mi día a día gira en torno a sacar proyectos adelante. El sector del marketing se caracteriza por la inmediatez, por lo que cada una de las acciones tienen que ser llevadas a cabo de la manera más eficientemente posible, siempre intentado alcanzar la excelencia. Es frecuente el que me encuentre inmerso en un proyecto y sienta que estoy siendo avasallado por esas emociones difíciles, el no huir de ellas y aceptarlas, hace que se abran un abanico de posibilidades que hacen que todo cambie y avance.

Puedo afirmar con total rotundidad, que la capacidad de aceptar las sensaciones difíciles me está catapultando en el desarrollo de mi trabajo.

En cuanto al ámbito más personal de mi vida, he de decir que en la relación con mi mujer, está influyendo notablemente. Si por alguna razón ella se estaba tensa, mi actitud era la de hacerla cambiar o culpabilizarme. A día de hoy, la puedo acompañar en ese proceso, gestionando la distancia que me pide la situación, pero con mucha empatía y compasión. No me hago responsable de su estado, no pretendo que deje de sentirlo y tampoco me siento culpable de él, permitiéndome a mi mismo el estar en paz.

Existen tantos tipos de entrenamientos como personas para desarrollar esta capacidad de conectar con las emociones difíciles, ¿mi consejo?, busca tu propio camino único y exclusivo, que te funcione y te haga disfrutar.

No te limites a entender esto desde la vía racional, todo suma, ábrete tanto a los entrenamientos formales, como a los informales. Dejo a tu disposición un entrenamiento de cada tipo que puedes hacer en cualquier momento de tu día a día. Espero que te sean de ayuda, ¡disfrútalos!

Seguimos en el camino juntos y recuerda que el primer paso es decidirte a meditar, es ahí donde empieza el verdadero entrenamiento. Nunca dejes de explorar la vida como un niño.

 

 

Suscríbete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad

,

Ser sincero conmigo descubriendo cómo soy realmente

Ser sincero conmigo descubriendo cómo soy realmente

Ser sincero conmigo descubriendo cómo soy realmente

¿Quién sabe quién eres tú? ¿Quién sabe por qué has hecho esto? Muchas veces, ni siquiera nosotros sabemos por qué hacemos algo. Y aún así, todavía somos capaces de pensar que los demás sí lo saben y tratamos de agradarles a toda costa.  Pero no, nadie puede saber más de ti que tú mismo. Ni siquiera tus padres, o tu pareja, o el psicólogo. ¿Cómo van a decirte ellos qué es lo que tú sientes, qué es lo que hay en ti?. O ¿Qué es lo que quieres vivir en ese momento? Ser sincero conmigo descubriendo cómo soy realmente es fundamental para poder alcanzar la felicidad, para poder vivir.

El otro día, estábamos acabando la jornada cuando Nerea, una comercial, me dijo que quería hablar conmigo de manera informal, al margen de la oficina. Le pregunté si necesitaba privacidad y, cuando me dijo que sí, entramos a charlar a mi despacho. Nerea había entrado hace apenas seis meses en la empresa. Y los primeros meses le costó mucho alcanzar el ritmo de ventas. Yo la he estado apoyando desde un principio, ayudándola, ofreciendo formaciones, apoyándola y escuchándola. Y ella, poco a poco, gracias a sus recursos y a sus habilidades, ha ido reaccionando. En ocasiones, me he llegado a plantear su continuidad, debido a que no avanzaba como necesitábamos. Sin embargo, en estas últimas semanas, está resultando ser la mejor vendedora.

De lo que Nerea quería hablarme, es de que necesitaba más apoyo por mi parte en esta nueva circunstancia. Al haber mejorado en sus resultados, y al tener yo muchas otras cosas de las que preocuparme, me había alejado y la había dejado más suelta. Pero ella seguía necesitando mi apoyo también en los éxitos y le quería que la acompañase un poco más.

Esta situación me hizo reflexionar y pensar que sí, que algo de razón tenía. Al irle bien las cosas, había decidido alejarme para que fuera independizándose y madurando como profesional. Pero lo había hecho demasiado y eso había causado una sensación de aislamiento en ella. Me observé a mí mismo para tratar de entender por qué había llegado a esa situación, qué quería transmitirle exactamente a Nerea con mi manera de actuar.

Muchas veces, tomo algunas decisiones de manera automática, sin pararme a analizar cada una de ellas.


Sin embargo, a través de la observación, puedo ser sincero conmigo. Descubriendo cómo soy realmente y humanizar mi comportamiento, y comprender a los demás.


Por su parte, Nerea, también debió realizar un gran trabajo de observarse a sí misma para venir a hablar conmigo y entender qué estaba haciendo que se sintiera mal, aún a pesar de estar consiguiendo buenos resultados profesionales.

Gracias a este trabajo de observación diaria, intento reconducir situaciones como la que os estoy contando. Intento entender qué hacer para cubrir mis necesidades y las de las personas que me rodean. Este entendimiento viene de dentro de mí, nadie más puede decirme cómo pensar, viene de escuchar, de meditar.

Casi todo el mundo busca dar una buena imagen hacia fuera. Sin embargo, cuando te observas, dejas de darle tanta importancia al qué dirán y buscas ser feliz. Sentirte a gusto con lo que haces.

Como seres humanos, vamos encaminados a desarrollarnos como personas. Cada vez más vamos en esa dirección. Hacia un mundo donde las personas hagamos lo que realmente queremos, no lo que nos diga la sociedad, la familia o los amigos. Seremos personas que se escuchan, que se miran y que puedan decir que soy sincero conmigo descubriendo cómo soy realmente.


Suscribete para no perderte nada

Acepto la política de privacidad